El bosque nos llama

“¡Qué rabia un domingo de lluvia! Seguro que mañana hace sol, mañana que volvemos al trabajo”… Dicho y hecho, así fue.

Menos mal que hay veces en que hay que rebelarse, sacudirse las cuatro paredes que nos resguardan y aventurarse a percibir y sentir algo más primitivo que todo lo que entre ellas se ofrece.  NO siempre apetece, pero nos gusta salir a la lluvia – descartamos temporales, aguaceros y las ciclogénesis esas que tocan todos los años, eso sí. Sigue leyendo

Sin más

Mantener un blog vivo es mucho curro y requiere de un tiempo que no he necesitado regalarle desde enero hasta ahora. Sí, mucho tiempo sin publicar, que no sin fotografiar. Y hoy he cambiado de opinión. Ya está, sin más. No sé cuánto va a durar, pero tampoco me preocupa mucho 🙂 Sigue leyendo

Luz de caramelo para el lensbaby

Amarillo, naranja, rojo, rosa, salmón… sol, sombra, penumbra, azul, gris… tras varios días de lluvia, coincidieron sábado y sol. Abrimos la puerta y salimos de casa. Nos llevamos la cámara, las botas y a unos amigos, y nos olvidamos la merienda. Paseamos por el Seixo branco con los enanos y las enanas y respiramos. Vimos un atardecer de fuego y caramelo desde un lugar privilegiado y cuando estuvo oscuro y tuvimos frío, nos fuimos a Mera a reponer energías.

Sigue leyendo

10/52 Un poco de mucho, un mucho de nada.

Esta semana se me ha dado por reflexionar sobre ese misterio llamado creatividad. Yo la siento como una necesidad vital, tan imperiosa como la sed y tan caprichosa como el temperamento. Cuando está ausente soy toda tranquilidad, pero la añoro porque me hace sentir viva. Cuando llega, lo hace a gritos y es necesario hacerle paso, abrirle las puertas de par en par. Reside en mi familia desde hace varias generaciones, y conmigo no ha hecho una excepción. Sigue leyendo