Sin más

Mantener un blog vivo es mucho curro y requiere de un tiempo que no he necesitado regalarle desde enero hasta ahora. Sí, mucho tiempo sin publicar, que no sin fotografiar. Y hoy he cambiado de opinión. Ya está, sin más. No sé cuánto va a durar, pero tampoco me preocupa mucho 🙂 Sigue leyendo

4/52 Voz de camionero, dedos de mantequilla

Retraso mayúsculo, aunque no voluntario. He estado entreteniendo a uno de esos seres microscópicos (o debería decir a unos cuantos miles de ellos) llamados virus que decidieron montar un karaoke en mi garganta. Así claro, tantas voces sonando al unísono han otorgado una cualidad sonora a mi timbre vocálico más parecida a la de un elefante barritando que al de una mujer. Ronca (a ratos muda completamente), febril y quejumbrosa, ains. El fin de semana ha sido una contrarreloj por estar en condiciones de volver a la rutina el lunes. Lo he conseguido. En cámara lenta, pero he estado en todo momento donde debería estar. Sigue leyendo

Querido ratoncito Pérez:

Se me caen los dientes por pares y me tardan un montón en salir los nuevos. Mientras, tengo una super cara de pillo y me aprovecho de ello. Esta noche sé bueno conmigo, que bastante tengo con no poder hincar los bocatas de pan de barra 😛 Un beso, Xan.

 

Untitled-1