Un fotolibro, por favor

Hace una semana terminé mi fotolibro de las vacaciones con la familia en Irlanda. Ya sé por qué no hago más, y es que es un trabajo considerable. Sí, sí, satisfactorio al 100% una vez que tienes en tus manos el resultado, pero muy laborioso, incluso aunque tengas un buen sistema de trabajo.

Mientras que en muchas ocasiones me quedo solamente en la intención, este año quise regalar a mis hijos un recuerdo de los buenos momentos que han pasado en su otra casa. Confieso haberme obligado a fotografiar muchos días en los que no sentía ninguna gana por la necesidad de sentirme relajada, vivir el momento en vez de recogerlo y otras razones en las que la ausencia de mi suegra tenía mucho que ver. Aún así, cuando descargué mi tarjeta en el ordenador, Lightroom me dijo que había tomado más de 800 imágenes en 15 días. Menos mal que no estuve muy predispuesta a accionar el obturador, que si no ….

_70A4743-copy
En Doohoma.

A mis niños les ha gustado el libro, pero no le han prestado mucha atención. Normal. Todo está muy reciente y su memoria sensorial y emocional están aún muy vivas. El paso del tiempo le dará valor e importancia, y al igual que han hecho con otros, lo revisitarán con gusto y ganas más adelante. Yo también.

_70A4493-copy
Claggan Island

En esta ocasión elegí trabajar con la aplicación BookWright de Blurb. La había instalado hacía tiempo pero nunca había llegado a usarla en serio, aunque sí había utilizado BookSmart, el software que Blurb ha proporcionado desde su aparición. Y la experiencia ha estado bien en general, es rápida y fácil de utilizar, aunque la encuentro un poco rígida en la interfaz, con pocas opciones para acomodar las diferentes zonas de trabajo a gusto propio (Si te preguntas por la diferencia que existe entre una y otra aplicación, Blurb te lo cuenta aquí)

Y así, sabiendo que iba a trabajar con Blurb, decidí no utilizar Lightroom y su módulo de Libro porque hace poco que he he actualizado a la versión 6 y mi ordenador no está respondiendo muy bien. Creo que un formateo está a la orden del día, pero me da mucha, mucha, pero que mucha-muchísima pereza.

E inicialmente iba a maquetar una revista, pensando en acabar pronto, pero al final envié a imprenta un libro de 70 páginas. Ejem. Si es que no hay nada como emocionarse al hacer algo. Lo cierto es que terminar con la sensación de haber creado un libro más o menos “redondo”, es decir, satisfactorio desde el punto de vista de la narración, el equilibrio entre los diversos formatos de imágenes, el estilo de la maquetación y la impresión emocional que se desprende del conjunto es difícil de conseguir. Me suelo atascar cerca del final, cuando empiezo a cambiar el orden de las páginas o he de sustituir algunas imágenes por otras en aras de esa sensación final que busco.

BookWright
BookWright

 

El libro en vista previa
El libro en vista previa

En este último caso siempre me sorprendo de la importancia de la elección del formato del libro y el de las imágenes. La composición de cada hoja, el número y la cantidad de las cajas de imagen, funcionan como un tetris que ha de encajar a velocidad creciente. Para mis muchos paisajes elegí un formato de libro apaisado; los retratos no lucen mucho pero son poquitos y no se hacen muy evidentes porque el conjunto he conseguido que sea armónico.

Adoro el filtro de Proporción ♥
Adoro el filtro de Proporción ♥

Y una vez terminado e impreso… me siento feliz de haber vencido la pereza y realizado el esfuerzo. Es cuando me pregunto “¿Porqué no hago más?”  Mmmmm…

Pillados con el móvil mirando el libro.
Pillados con el móvil mirando el libro.

¿Has pensado alguna vez hacer un fotolibro? ¿ De tus vacaciones, de tu familia, de tu bebé, de tus niños, de tí misma, de tus creaciones, de tus recetas, de tus … ?  🙂 Te recomiendo Librologie y las demás mini clases de la escuela de Jackie Rueda, la enorme profesionalidad de mis compañeras me permite hacerlo con absoluta honestidad ♥

6 thoughts on “Un fotolibro, por favor

  1. Creo que es la única forma de ver las fotos, y como dices adquieren valor con el tiempo. También hago álbumes, bueno, hago las fotos y mi mi mujer los maqueta y me encanta hojearlos años después.
    Genial post. Saludos.

  2. Nunca intenté hacer uno. Tengo una nuera que ha hecho uno de su hijo, uno de mis nietos. Realmente es una preciosa experiencia para volver en el tiempo todas las veces que lo desees. Cariños

    1. Luján, deja que tu nuera los haga y anímala a que siga. Dile lo mucho que te gusta mirarlo, aunque ya lo hayas hecho mil veces… yo quisiera tener la cabeza más predispuesta a utilizar la ingente cantidad de imágenes que guardo, muertas de asco en el disco… siempre me engaño diciéndome “más adelante, cuando tenga más tiempo” Jajajaja… como pàra tantas otras cosas. Pero soy la primera en abrirlos una y otra vez. Un besito

  3. Mmmmm llevo unos días dándole vueltas a la idea de regalar uno…
    Hace unos cuatro años hice uno con fotoalbum. No estaba mal, aunque me pareció que oscurecían bastante las imágenes. Padra meterme en la ardua tarea… recomendarías blurb??

    1. Te recomiendo Blurb, sí. He visto Hoffmann, Fotoprix y me quedo con Blurb. No he visto Photobox, sin embargo, no tengo referencias.
      Elige el software de maquetación Booksmart, antes que Bookwright. El primero me gusta más… y elige papel premium si puedes.El problema de Blurb son los precios, pero es cierto que hacen libros de calidad.
      Ese regalito va a hacer las delicias de quein lo reciba Cris. No dejes de hacerlo ♥

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s