14/52 Descanso, aunque no tanto

En Semana Santa no solemos viajar porque hay mucha gente en todos los sitios. No llevo bien lo de las aglomeraciones, y menos aún si suceden a fecha fija. Nos quedamos en casa, dando un respiro al cuerpo y nos dedicamos a otras actividades, esas que se van postponiendo durante los días de rutina feroz.

En la agenda estaban cosas tan poco apetecibles como reorganizar un par de habitaciones de la casa. Hemos decidido tener una habitación de invitados a costa de perder el “estudio”. Y no es nada fácil tomar decisiones cuando no tienes ni idea de si van van a funcionar o si van a ser un completo desastre, especialmente cuando pones la casa patas arriba. La tarea se me antoja dantesca y sé que finalizar lo que me propongo no va a ser cuestión de días, sino de semanas mientras que el pulso de la convivencia no se detiene. Hay que rapiñar horas y minutos al día, hay que ser eficiente, aunque sólo sea esos instantes diarios. Y eso me crea ansiedad, supongo que es normal.

No llevo mal lo de pintar paredes, ni lo de montar los muebles – aunque ir a ikea en plena vorágine “vacacionera” fue todo un ejercicio de auto control-, tampoco lo de ver la casa en plena erupción durante unos días porque significa que el cambio está en marcha, pero lo de revisar ropa, calzado, enseres, libros, juguetes y cosas en general lo ODIO porque nunca parezco decidirme por separarme de todo lo que he llegado a considerar parte de mi casa y de mi vida, todo lo inútil o deteriorado que pueda estar. Soy ridículamente sentimental con las cosas, y eso es un problema cuando además soy acaparadora.

Bueno, que tras mucho bregar al final tengo unas cuantas cosas en la basura y unas muchas más listas para llevar a cáritas. No puedo negar que me siento más ligera, satisfecha por haber conseguido empezar y terminar una pequeña parte de lo que me he propuesto. Aún me falta un montón, pero todo se andará. Me hubiese gustado haber hecho un poco más de lo que hice, pero también hubo que atender otros asuntos importantes y esperados, como pasar tiempo con la familia y hacer algo extraordinario con los niños.

Comimos en nuestra playa favorita (algún día os contaré por qué), recibimos algún que otro huevo de pascua, yo recibí un regalo sorpresa, salí a festejar un aniversario, tuvimos un invitado especial a dormir y celebramos una fiesta anticipadamente.
_70A3098-copy

_70A3111-copy

Desniveles divertidos: dejarse escurrir hacia el agua con la arena y no mojarse los pies…  aunque a veces haya que realizar rescates de urgencia. Despúes de bajar y subir veinte veces, el culete empieza a pesar 🙂

009

_70A3164-copy

_70A3159-copy

_70A3118-copy

Allí abajo se excava una galería de túneles a ¡ocho manos! Ir a la playa significa jugar con la arena, ¿no?

_70A3223-copy

_70A3238-copy

_70A3246-copy

_70A3297-copy

Y aquí un par de huevos 😛 Uno de pintarroja  y otro de pascua. El segundo duró nada, desapareció, y su lugar lo ocuparon unos bigotes sospechosos y lamparones mil en la ropa.

008

Y ¡sorpresa! ¿Qué es lo me me trae mi cartera? Un regalito de Eva Lago !!!! ¡Qué emoción! Muchísimas gracias, Eviña ♥. Es la tan afamada pistola de galletas y una receta que está deliciosa. Lo puedo asegurar porque la disfruté en el cumple de Amanda. Las galletas las hizo Fran y estaban riquísimas, con un aspecto profesional de lo más atractivo. Si me dice que son compradas en una tienda gourmet, me lo creo.

002

Esta es la estantería de marras, ya montada aunque aún vacía. Parece poca cosa, pero en su lugar había otras muchas !!! Todo despejado ahora. Voy llevando libros poco a poco porque también los estoy revisando.

003

Y Mario vino a estrenarse como invitado nocturno ( sin contar sus noches con la familia), y lo hizo genial. Fue toda una delicia tenerle abordo. Sin embargo, sus amigos – grrr…- lo hicieron (inexplicablemente) bastante mal. Se dedicaron a pelearse constantemente como gallos ingleses, compitiendo sin tregua por la atención de su amigo y nos volvieron locos. A ratos fue vergonzoso, menos mal que Mario tiene una naturaleza tranquila y sabia, que si no….. Entonces recordamos Finn y yo porqué no teníamos invitados nocturnos más a menudo: ya nos había pasado hacía un par de años con un amigo de Miguel y había sido una pequeña tortura ¿Es siempre así? Es desalentador y agotador 😦

001

Jugaron, sí, pero intercalando puyas constantemente. Mejor estar fuera de casa un buen rato, no importa el frío. ¡Ale, a correr, a saltar!

006

007

004

005

Y una noche, Finn y yo salimos a tomar “un vino y una tapa” para celebrar que hemos cumplido diez años casados. Juntos muchos más, pero lo importante era tener una buena excusa para pasar juntos y solos unas horitas. Nos sentó maravillosamente bien.

La fiesta anticipada os la cuento en la siguiente entrada.

¡Feliz semana!

One thought on “14/52 Descanso, aunque no tanto

  1. Mmm Semana Santa o Turismo es un espacio con el que todos, todos en mi país se la toman en serio. En serio para las cuestiones de religión o para un viajecito planificado o para pescar y cazar en los montes ( generalmente en grupos de hombres) o para reunirse la familia o para hacer los “postergados” que te dan la sensación de haber innovado a través de ejercicios de descarte y renovaciones. He hecho de todo eso según se cuadre la situación.
    Con nuestros más de 40 años de casados, los hijos ya tienen sus familias y lo habitual es que se diga: AHORA NOSOTROS A LO NUESTRO…. Pero no, no es así. Tengo muchos argumentos para fundamentar esto, pero lo haré corto. Nuestros hijos se fueron de casa con 18 años, para estudiar. Los tres estudiaron, pero ya no volvieron a casa, y si lo hicieron, traían consigo sus planes. La casa tuvo, camas sin usar, cuartos sin abrir, sillas sin ocupar. Las ausencias se hicieron notar aún cuando el contacto siempre se mantuvo y muy fuerte. Por lo tanto, si es tiempo libre, ellos se vienen o nosotros nos vamos para pasar juntos. Entonces nos llenamos de camas, mesas y charlas, hamacas, pañales,risas, gritos, llantos. Nada queda vacío, todo se llena, principalmente nuestros corazones. Nos reabastecemos hasta que llegue otra oportunidad….
    Así que te entiendo, comprendo tus planes, tus apegos y los chicos….
    Me parece genial la playa, los arreglos, el amigo, las disputas. Lo importante es vivirlas porque son parte de lo que vamos construyendo con lo nuestro.
    Y aún más, lo fundamental es vivirlo a partir de nuestras opciones y no para seguir modelos o esquemas que pueden no estar dentro de nuestras opciones.
    Ahora, a darle al 2015 con todo y más ustedes que ingresan a la primavera.
    Nosotros haremos otro tanto con el otoño…

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s