10/52 Un poco de mucho, un mucho de nada.

Esta semana se me ha dado por reflexionar sobre ese misterio llamado creatividad. Yo la siento como una necesidad vital, tan imperiosa como la sed y tan caprichosa como el temperamento. Cuando está ausente soy toda tranquilidad, pero la añoro porque me hace sentir viva. Cuando llega, lo hace a gritos y es necesario hacerle paso, abrirle las puertas de par en par. Reside en mi familia desde hace varias generaciones, y conmigo no ha hecho una excepción.

He vuelto de nuevo la mirada hacia el Lensbaby. Supongo que el momento anímico por el que paso ha hecho que el desenfoque me resulte enormemente atractivo. A estas cosas nunca me resisto, a dejarme llevar por estas asociaciones emocionales para las que siempre encuentro una herramienta que les sirva de vehículo. Me resulta emocionante y atrayente el proceso, aunque mucho menos el resultado.  Sin embargo, este planteamiento tiene un gran riesgo, y es precisamente la falta de constancia, la necesidad de pasar a experimentar otros procesos sin haber trabajado lo suficiente sobre el resultado, lo cual me lleva saber un poco de todo pero un mucho de nada 😦

Pero no se puede tener y hacer todo. Hay que elegir. Hay que renunciar. Y sobre todo, hay que celebrar la elección. Nunca seré especialista en nada, pero podré satisfacer mi creatividad con muchas y  diferentes actividades. Esto es lo verdaderamente importante para mí, porque es lo que satisface mi hambre creativa.

Hoy no tengo historia que contar. Una vez más me asomo al mar, un mar precioso el de estos días: gris y turquesa, elegantes sus olas de espuma viva y en su voz el anuncio de la primavera también en la costa. Sopla viento del norte y siempre trae el sol, aunque también es implacablemente frío y es fácil sentirse engañado.

_70A2490-copy

_70A2496-copy

_70A2499-copy

_70A2507-copy

01vert

_70A2511-copy

_70A2537-copy

¡Feliz semana!

One thought on “10/52 Un poco de mucho, un mucho de nada.

  1. Uy! Cuánto para hacer tienes en esa cabeza! Me has hecho pensar en todo lo que imagino y despienso una vez que termino algo. Ando, con “cara de perdída” y con postura de perdida, je je , si tengo a mi musa por alrededor!!! Me distraigo con todo y en todo, soy casi una esclava del “estado creativo” o como se le llame. Una vez que encuentro lo que quiero me pongo manos a la obra. Arrancar es muy complicado. Anoto ocurrencia a partir de la idea inicial y no dejo de hacerlo hasta que todo se concrete. Hago eso de anotar y anotar porque lo recuerdo desde hace mucho como un hábito en un escritor uruguayo, Eduardo Galeano, a quien le preguntaron de donde sacaba las ideas para sus libros y él dijo: suelo andar con una libreta en el bolsillo y anoto todo en ella, no tengo hora ni día. Surgió y allí está, así sea la madrugada…. Y yo si logro concretar llego a lo que más placer me genera TACHAR CUÁNTO VOY LOGRANDO. Como quien hace su camino andado de esfuerzo y satisfacción.
    Hasta pronto…

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s