5/52 Personas y personajes

Esta semana me centro en mi trabajo, creo que mi orgullo puede soportar sin estallar que le dedique algún que otro post a contar qué hago, especialmente cuando me lo paso bien. Y ha sido el caso de esta semana: mis alumnos de primer año y yo hemos estado dibujando.  Y no cualquier cosa, hemos estado haciendo un repaso muy básico a la anatomía humana, centrándonos especialmente en las proporciones, y por su especial dificultad y gran expresión, en la cabeza.

Forma parte del programa de estudio: diseñamos un personaje. Le damos personalidad en el seno de una historia, le creamos un contexto, le damos un objetivo y le cargamos de motivaciones. Le ponemos nombre, pero también cara y cuerpo. Le describimos con palabras primero, luego diseñamos esa descripción mediante un dibujo (a lápiz o photoshop) y finalmente lo modelamos tridimensionalmente con ayuda de Maya. Ahí es nada.

Esta es una de las aulas en las que trabajo. Como veis hay un ordenador en cada mesa, con un monitor enorme que me dificulta la visión de las caritas de mis alumnos y que aliena su atención más frecuentemente de lo que desearía, pero si me especializo en dar clases de modelado y texturizado en 3d, creo que necesito ordenadores ¿no?

_70A1786-copy

Mis estudiantes son todos mayores de 18 y quieren aprender una profesión, sin embargo es notable comprobar que solamente un 10% realmente está dispuesto a tomarse en serio su formación profesional con vistas a desarrollar su actividad en el sector. Casi todos ellos provienen de los estudios de bachillerato y no son independientes económicamente, lo cual es comprensible en esta sociedad que los cultiva como eternos adolescentes.  Emocionalmente son sumamente inmaduros y muestran muy baja tolerancia a la frustración. Así es difícil aprender, porque al final, la culpa de los fallos propios siempre son responsabilidad de otros.

Me hago vieja, el hueco generacional se agranda, la estructura social y económica en la que se mueven “los niños” (así les veo) les perjudica, pero en vez de patalear más fuerte para ser considerados, se llenan de orgullo mal entendido para cargar sobre otros su falta de responsabilidad. A mis hijos procuraré encaminarles de otra manera, me asusta convertirlos en jóvenes que se sientan víctimas antes de haber intentado sinceramente abrirse paso con honestidad y trabajo, independientemente de lo poco que su país les atienda.

Hace unos días Rebeca sentía algo parecido con sus alumnos y sus familias. Ser profe proporciona cierta perspectiva: cada año se sienta en el aula un buen exponente de la sociedad en la que vivimos, y no es fácil abstenerse de evaluar o de radiografiar la realidad de estos jóvenes. Y esto viene a colación porque la inmensa mayoría de los personajes que diseñan mis alumnos son estereotipos. Es posible que sean aún poco experimentados en muchos aspectos de la vida, pero también es cierto que leen muy poco, poquísimo y casi todo lo que ven proviene de los EEUU. Por ejemplo, el proceso de la documentatión a la hora de abordar un proyecto se limita a consultar dos páginas web en las horas de clase, lo que dice internet va a misa. La adoración por “San Google” es de preocupar, pues ha matado el espítitu crítico antes de nacer.

La riqueza de su mundo imaginado suele limitarse a lo ya expuesto y repetido hasta la saciedad. Todos quieren ser el héroe, pero la realidad es que todos quieren ser el mismo héroe, quieren ser clones de un diseño unidimensional: plano, previsible, cincelado por un molde inagotable, perfecto e irreal. Quieren vencer al malo sin realizar esfuerzo alguno. Rápido. Ya. Porque sí. Sin dudas, sin conflictos internos, sin dificultades, sin indecisiones, sin problemas. Sin consecuencias. De plástico. Y no está ni bien ni mal. Yo utilizaría otros calificativos, pero sí es cierto que es sencillamente lo que hay.  Bueno, ya basta. Toda está digresión comenzó con un “cuando me lo paso bien”

El año pasado mi hermana hizo el diseño de mi personaje: Jota. Una niña deliciosa, delicada y chiquitilla. Una pequeña joya que utilicé para mi propio ejercicio, a la par que mis alumnos realizaban el suyo. Privilegios de ser la profe. Yo no dibujo bien, realmente estoy aprendiendo gracias a mi trabajo ( mi interés personal y mi orgullo profesional, todo sea dicho) así que recurro al talento de quienes sí lo hacen. Mis alumnos tienen que experimentar todo el proceso en primera persona, y aprender de la dificultad de cada tarea y sobre todo de cómo en un proyecto, cada etapa previa a la siguiente, determina su éxito o su fracaso. Esa parte de la responsabilidad y el esfuerzo que tienen dificultades en asumir.

front-copy-2

Este es mi modelo 3d realizado en Maya

jota

Este año mi hermana  la pobre no estaba para dibujar y  no quise pedirle  un personaje, así que recordé que Sara, la hija de Elena Meisi, estaba preparándose profesionalmente para ser diseñadora de personajes y le propuse una colaboración: ella me realizaba el diseño del personaje en función de una sinopsis ya hecha (es para un videojuego)  y yo le entregaba el modelo 3d.  Ella ha cumplido a la perfección su cometido, ahora me toca a mí. Este es el personaje, está fabuloso ¿verdad? En junio se lo entrego, de momento he de esperar a mis alumnos un poquito más y después… a modelar. Yo ya me estoy poniendo al día con las técnicas.

model2-1-copy

En las sesiones de dibujo que he celebrado con mis alumnos yo tambien me he puesto a dibujar, pero no con lápiz, sino con mi wacom. Y creo que estoy descubriendo un medio que va bien conmigo y mis limitaciones a la hora de dibujar. Nunca he recibido clases de dibujo, pero me he sentido capaz de intentar dibujar sin complejos. No sé porqué, pero lo que hasta ahora no me he atrevido a hacer, ahora sí. Estudio, leo y observo y después dibujo aplicando lo que puedo. No copio, dibujo de memoria, pensando en las formas y las líneas, aplicando las proporciones… y confieso haberme quedado muy contenta a nivel personal. Lo que he hecho apesta a principiante, pero eso es lo que soy. Creo que el digital painting va a ser para mí 🙂

Untitled-1-Recovered-copy-2

Y  mientras dibujo un poco más sigo sin decidirme sobre mi blog: tengo ganas de cambios, aunque no sé muy bien porqué. A mí alrededor todo ha cambiado recientemente y por algún motivo siento la necesidad de moverme yo tambien. El blog es un cambio pequeño – en realidad es simbólico- pero  mi cabeza suele funcionar así: un cambio pequeño anticipa un cambio mayor, funciona como un símbolo de aceptación y participación en el cambio. Pero parece que aún no estoy lista. Seguiré esperando y pensando en ello. Si veis que un día mi blog no está en el sitio esperado o no tiene el aspecto previsto… es que estaré “de cambio”.

Os dejo con un fondo de pantalla especial. Para descargarlo, haz clic en la imagen y cuando la veas en grande, guárdala con ayuda del botón derecho del ratón. Que lo disfruteis. Feliz semana ♥

jotacartel

5 thoughts on “5/52 Personas y personajes

  1. Había ido siguiendo las andanzas de Jota con alguna que otra imagen robada al whatsapp, pero verla aquí, a todo pixel me acaba de dejar shockeada…aquel personajillo que nació con los gemelos Vaini y Joku tiene ahora vida propia, expresa emociones y comunica!
    Como te dije.. este año serás la musa de mis calendarios, ya he conseguido enero y febrero (jijijij, risa de ogro malicioso!) no te me escapas ♥

    1. Muy interesantes tus reflexiones. Como empiezas hablando de disfrute y clases me metiste en el tema de cabeza. Luego me di de frente con tu muy muy interesante análisis sobre la característica de los alumnos que tienes y que en grandes líneas no son muy diferentes a los que tenemos por acá. Sin todos esos recursos con los que por ahí tienen, la poca fortaleza para enfrentar dificultades, el apelar a estereotipos, remitirse a internet como única fuente de información, la mínima lectura y hacer de terceros los responsables se repite en la mayoría de los chicos de las aulas uruguayas. Me animo a hacer la afirmación porque trabajé hasta hace poco en educación.
      Dando un giro en tus comentarios me cuentas sobre Jota y su nacimiento. Es encantadora. Me ha dado mucho gusto conocerla, así como conocer ese apasionante mundo en el que te mueves. Cada una en lo suyo. Muy adentro de mi me he propuesto hacer un blog pero éste si que es un nacimiento forzado porque le doy vueltas y siempre termina dormido en algún rincón de mi imaginación. Saludos

      1. Luján, has despertado mi curiosidad _lo cual es fácil, soy muy inquisitiva aunque muy discreta 🙂 _ esa “sensación” que comentas sobre el blog fue exactamente el preludio del mío. Si es un deseo recurrente, creo que deberías escucharlo. Si son ganas de no quedarte atrás, de satisfacer el muy legítimo y educativo “yo también”, entonces creo que también 😉 En cualquier caso, mantener un blog de manera decente es un gran esfuerzo, pero igualmente enormemente satisfactorio a nivel personal: a mi me permite seguir fotografiando a pesar de todo, intelectualmente presenta desafíos técnicos, pequeños sí, pero tan comunes que una se siente integrada en los tiempos que corren y emocionalmente… ahí sí que para mí funciona de manera extraordinaria, literalmente. Yo creo que en vez de ser un nacimiento forzado, pudieras llamarlo una premeditación excesiva. Lánzate, y si no te gusta la experiencia, siempre puedes cerrarlo. Ya sabes, hay que saber ponerle fin a las cosas ♥ Y un blog por fortuna, es un blog. Un beso

      1. Ains, estoy deseando verlo!!! No me puedo ni imaginar el esfuerzo técnico que representa pero vamos… que conociendo tu nivel de exigencia me puedo hacer una idea ♥

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s