Las fotos del turista

Siempre que edito las fotografías de las vacaciones veraniegas me encuentro con un problema habitual. Y si bien eso atestigua un verano como tiene que ser, se vuelve irritante por repetitivo: la edición de las fotos hechas bajo el solazo estival.

Fotos cotidianas, realizadas con cierta prisa mientras se visitan lugares nuevos, en compañía de otras personas, sin tiempo para estudiar el mejor ángulo y sobre todo, sin posibilidad de utilizar un reflector!!! Son las fotos del turista, como yo las llamo.

Pero imperfectas en muchas cosas como son, el caso es que forman parte del recuerdo de las vacaciones, y mientras que no vaya de vacaciones a lugares menos soleados como Portugal… Allí el sol a las 11 de la mañana ya te chamusca las pestañas y a las 8 de la tarde te permite revivir del soponcio de la calorina… Como buena gallega, necesito índices elevados de humedad y temperaturas medias para no craquelarme 🙂

Los paisajes son siempre más agradecidos que las fotografías tomadas en zonas turísticas urbanas. En estos lugares la concurrencia de personas y coches, sobre todo, me arruinan las fotografías. A veces es posible eliminar algunos de los elementos que molestan con ayuda de un pincelillo clonador, pero la mayoría de las veces el fracaso de la fotografía está en la imposibilidad de abordarla desde el punto de vista o la perspectiva que querría. Toca aguantarse.

Esta malvada combinación de “solazo + caos” ha sido el azote de las fotografías de mis vacaciones. Sintra es precioso en julio, pero decir que es concurrido es quedarse corto 😦

Altas luces quemadas relucientes como metal bruñido, sombras impenetrables, detalles perdidos, texturas planas y hasta la mezcla de todo ello en una sola fotografía ¡Para tirarse de los pelos!. Manos, piernas, paseantes, turistas, coches, autobuses, gorros… parece que haya llevado un cartel sobre el visor de la cámara que dijese “¡Salta al encuadre, es gratis!”

En fin, mucho me quejo ¿verdad? Bueno, está bien sentirse turista de vez en cuando. El caso es que me toca arreglar uuun montón de fotos, la mayoría con un esquema fácil de aplicar entendiendo que lo que las fotos necesitan equilibrar fundamentalmente la exposición, las altas luces y las sombras. La intención por mi parte es igualar en lo posible la fotografía que ha hecho la cámara con mi fotografía mental, es decir, con mi recuerdo del lugar. Siempre es importante recordar que ojo y cámara no ven igual en estas situaciones de alto contraste, y que el ojo le da mil vueltas al sensor de la cámara.

Si utilizas Lightroom como tu herramienta de revelado habitual, prueba a suavizar tus fotos con tres simples pasos y en este orden:

  1. Corrige la exposición general de la imagen. Asegúrate que el centro de interés de tu imagen está bien expuesto: usa tu ojo y el histograma. Es posible que en el encuadre haya zonas de iluminación dispar, quizá sea un momento para realizar algún recorte o eliminar algún alien.
  2. Corrige las altas luces. Quizá un aumento de la exposición en el paso anterior las haya disparado, o quizá ya estuviesen allí. Para saber si tienes zonas quemadas, activa la alerta en el histograma. Recuerda que las zonas quemadas durante la captura son irrecuperables en detalle y quedarán como manchones blancos o grises.
  3. Corrige las sombras (la luz de relleno). Ilumina las zonas que han quedado en sombra, pero cuidado con pasarse: abre las sombras poco a poco, un exceso de luz de relleno da un aspecto artificial ( y verde) a la fotografía.

Venga, una de ejemplos. Tengo que recuperar soltura con esto de la “vuelta al cole” :

Imagen SOOC en una visita al Palácio de la Regaleira, expuesta fundamentalmente para las zona más iluminada, la cual se ha quemado un poquito. No me importa porque no ofrece información importante. El centro de atención es la familia, sentada en un impás de la visita.

NOTA: los datos técnicos de esta imagen son para tirarme de los pelos. Salíamos de un interior poco iluminado, de ahí que la ISO esté alta y el diafragma abierto. Me olvidé completamente de devolver la cámara a unos parámetros más ajustados a la situación 😦

0101

Mejoro la Exposición ( y el histograma), retiro luz de la zona de Altas luces para que no se queme aún más, y finalmente ilumino las Sombras con luz de relleno. Valoro globalmente y cre que se me ha quedado un poco plana, sin contraste.

Sin embargo, si utilizo la herramienta de Contraste, sólo lo voy a notar en los extremos del histograma, así que recurriré a…

0102

… a la herramienta de Claridad, la cual aumenta el contraste en los tonos medios del histograma, no los extremos. La imagen gana un poquito en fuerza. Y  termino con un recorte, un ajuste de color, dando un poco de Intensidad a los tonos menos saturados y dulcificando un poquito la blanquísima luz del mediodía con Temperatura de color.

0103

 

Vamos con otro. La verdad es que me sigue sorprendiendo la poca veracidad de algunas capturas: o yo lo hago fatal o es que realmente no debería hacer fotos a estas horas ¡omo si pudiese elegir! En esta imagen SOOC de una calle de Sintra se pierden los colores en el manchurrón de la sombra, el Castelo de los Mouros se ve chiquito allí arriba y el cielo se ve aburrido y casi blanco de brillante que es. Cuando el cielo aparece en el encuadre, ojito con la exposición.

0201

Hago lo indicado en los tres pasos previos para abrir las sombras y alivir las zomas más oscuras de la fotografía. Pero casi nunca me quedo aquí, entre otras cosas …

0202

… he recortado la imagen para ver mejor el efecto. En otros cambios, he dulcificado el tono, y he trabajado con Presencia discretamente, y creo sinceramente que me he pasado un poco con Saturación.. ¡ese cielo y los pantalones fosforitos de aquel turista! Sin embargo el contraste se ha mejorado y la imagen parece más viva, tal cual recuerdo yo la calle 🙂

0203

Y un último ejemplo, muy sencillo.

SOOC de la familia en el Palácio de la Regaleira, a punto de cruzar un estanque para acceder a unas cuevas. Esto sí es contraste. Me coloqué en varios lugares accesible, pero no era posible evitar las sombras.

0301

Sin hacer poco más que  ajustar Altas luces y Sombras, la imagen se recupera  del peso que le imponen los manchones oscuros, aunque tambien le resta contraste y por lo tanto fuerza general. Esta vez he exagerado las Sombras un poquito para apreciar el aspecto ¡extraterreste! que adquieren las briznas de hierba en primer plano.

0302

La imagen sigue un poco “dura” y puede trabajarse más, global y localmente, pero hasta aquí llego hoy. Voy a continuar arreglando mis imágenes de turista, esperando no terminar en diciembre, como me suele pasar 🙂

One thought on “Las fotos del turista

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s