Calzando zapatos nuevos

Porque la vida suele ser una de cal y otra de arena, porque vivir significa un cambio y adaptación perpetuos, es por lo que reaparezco tras unos meses en los que la vida me ha colocado en otras tareas. Y no las he abandonado, no, sino que me he adaptado a ellas… en la medida de lo posible. El cáncer ha querido visitar a la familia y le hemos dado el recibimiento que se merece: gritos de guerra en la cara y promesa de lucha hasta el final. No nos falta valor ni amor que entregar, y siempre encontramos un hombro sobre el que llorar cuando es necesario. Seguro que algunos de los que me leéis os podéis perfectamente colocar en mis zapatos. Así es la vida, la de los míos y la de los demás. No voy a hablar más de ello.

Mi blog acude una vez más al rescate. Nunca lo valoraré lo bastante, pero es un paliativo emocional maravilloso. Y aunque últimamente me falten las ganas de fotografiar y de editar, también lo echo de menos. Es como vivir en una sensación de confusión. El verano también me ha resultado extraño, mucho tiempo para descansar pero también para pensar. Me ha ayudado mucho – muchísimo- la lectura; creo que he devorado unos 30 libros en los dos últimos meses. Es otra de mis aficiones, además de la fotografía 🙂

Bueno, el caso es que septiembre está a punto de llegar y he de revolverme en este pequeño marasmo (por no decir parálisis) en el que me encuentro, debo agitarme y recuperar parte de mis actividades, y considero la fotografía como parte de mí, de mi descripción, algo parecido a “la chica del pelo rizado con la enorme cámara al hombro” No suena muy atractivo, pero mis chicos automáticamente levantan una ceja inquisitiva cuando estamos a punto de salir de casa y no me ven con la cámara a cuestas. Me agobia a ratos, pero después siempre me alegro de haber cargado con ella, sobre todo porque la fotografía con el móvil no acaba de encajar conmigo ( debo de ser un ejemplar raro) y siempre hay un momento fotográfico, un instante “obturable” que deseo llevarme de vuelta a casa.

Ha pasado tanto tiempo desde que publiqué algo la última vez… que no sé por dónde empezar. Siento el hormigueo el los dedos pidiendo un relato nutritivo, pero creo que es más sensato por mi parte comenzar con mesura. No quiero dejar pasar otros cuatro ( ¿cuatro?!?!?) meses antes del siguiente post, pero nada está más lejos de mi intención que convertir esta primera entrada en un castigo!! Ritmo, busco un ritmo saludable en un momento de replanteamiento vital.

Así que empezaré por agradecer a tod@s que estéis ahí, aún cuando yo no. Gracias

gracias

Mis niños también dicen gracias a Jackie
y se enamoran de del gran trabajo que ella y Elena han realizado en fabuloso tándem.

fin

17 thoughts on “Calzando zapatos nuevos

  1. Estupendo comienzo, si señora, porque podrías elegir otras opciones….. pero optado por la más valiente, ;o) : desempolvar el objetivo con energía.
    Ya sabes mi sol……”Me doblegaré como junco al viento” o como dijo el bueno de Bruce : “”Be water my friend”.
    ….. y ese libro me lo leo yo como me llamo Ana y soy tu hermana.
    Un beso muy fuerte.

  2. Eva, nosotros seguimos aquí, faltaría más! y espero que eso sirva, al menos un poquitito, para que te sientas más acompañada en estos momentos. Encontrá tu ritmo, tranquila, que nosotros sea el que sea nos acloparemos a él. Es todo un placer disfrutar de tus posts. Un besazo!

  3. Te deseo toda la fuerza del mundo para enfrentarte a esta difícil etapa que te está tocando vivir Eva. Los que anónimamente te seguimos estaremos esperándote 🙂
    Un abrazo,
    Laura

    1. Ese bico o poño na meixela neste mesmo intre e ese chisco forzudo.. ese o gardo coma un tesouro pois sei que o vou necesitar. Mil grazas, lindiña ♥

  4. Bueno, me ha emocionado tu entrada… estés escrita con garra y sentimiento.
    Sólo fuerza y ánimo para ti y los tuyos.
    Es cierto que una afición como la fotogarfía o la lectura son una terapia incomparable.
    Sigue leyendo y dispara de vez en cuando.
    Un beso

  5. Mucha mucha fuerza! A luchar con uñas y dientes! Que nosotras, tus lectoras, aquí estamos incondicionalmente! Y lo mejor, sin duda, hacer muchas fotos y leer muchos libros!

  6. Hoy me he enamorada de tu blog y como tu dices no hace falta explicación porque en algún momento también a nosotros nos ha tocado calzar tus zapatos, de verdad mucho animo y mucho amor. Nos vemos en octubre en el curso de lightroom. abrazo grande¡¡

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s