West Cork está hecho para mí (ii)

De camino al Círculo de Piedra de Drombeg el paisaje sorprende en cada recodo y la vegetación nos regala con un hermoso colorido. No tardamos más de diez minutos caminando y allí siguen enhiestas las piedras que supuestamente debían servir de punto de reunión en el solsticio de invierno a los miembros espirituales de los pueblos antiguos. Pero no es el único círculo ceremonial que hay por la zona: sobre el mapa dabí de contar por lo menos diez más!!!

vert1

PS-0066-copy

PS-0072-copy

PS-0068-copy

A diez minutos – esta vez en coche- se encontarba la Bahía de Glandore y Union Hall, en la foto está vista desde la carreterita que la comunica con nuestra casa. Una ensenada muy recogida con dos islas en su bocana, Adam y Eve Islands, destino de gente interesada en la vela. De hecho, nuestra estancia coincidió con la celebración de una populosa regata anual de barcos clásicos y tropeles de niños disfrutando de sus campamentos de verano  aprendiendo a navegar en barquitos de vela ligera.

PS-0697-copy

Nuestra primera visita fue en un dia de caprichosos chubascos: llovizna va, sale el sol y vuelta a empezar. Pero nos dió igual, así que aprovechamos bien las horitas que pasamos allí paseando por el pueblín, viendo la regata, descubriendo cuevas de contrabandistas descubiertas en la bajamar, visitando la iglesia, y explorando las misteriosas señales que indicaban el camino al antiguo cementerio.

Untitled_Panorama1-copy

mozaic

Union Hall es más dicreto que Glandore, digamos que es el pueblo pesquero y no el que navega en barcos de vela, pero no por ello es menos interesante. De hecho nosotros lo preferimos para tomar la cervecita, los 99s (léase naintinains) y hacer la compra 🙂

PS-0237-copy

PS-0239-copy

PS-0229-copy

Además, un encuentro fortuito hizo de este pueblito punto de salida para una súper aventura en coche. Nos topamos con un mapa informativo de la zona en un poste callejero, y ni cortos ni perezosos nos lanzamos a recorrer careteritas de un solo vehículo en busca de todas las vista panorámicas, ruinas y castillos que tuviesemos la fortuna de hallar.  Menos mal que una es precavida y se me ocurrió hacerle una foto al mapa, porque sería el ÚNICO cartel de cualquier tipo que nos sirviese de ayuda durante el recorrido. Me quejo yo de la señalización en Galicia.. ¡JA!

En naranja, el recorrido que hicimos ¡e incluso nos salimos de la carretera en Coosccroneen y seguimos por una pista a lo largo de la costa hasta Squince! Aventura total en el próximo post 🙂

PS-0232-copy

4 thoughts on “West Cork está hecho para mí (ii)

  1. Casi me quedó sin aliento con estas fotos y colores. Hace pocos minutos me inscribí en Lightroom así es que espero recuperar mi aliento cuando comience a probarlo en mis propias fotos!.

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s