West Cork está hecho para mí (i)

Si viese esta fotografía en una revista de viajes ( como he visto muchas veces), en un reportaje que hablase sobre West Cork en Irlanda, cerraría los ojos y me dejaría llevar por la imaginación; viajaría en mis pensamientos e intentaría sentir el olor del campo, ver el resol del mar y desearía que algún afortunado acontecimiento me colocase allí ( mejor si fuese un hechizo mágico instantáneo ) antes de abandonar esta vida. Sueños los tenemos todos, claro, pero los míos con frecuencia tienen mucho que ver con viajar.

Si sois de los que creeis que los sueños se pueden hacer realidad, entonces dejadme que os diga que esos triangulitos amarillos que veis en el centro (más o menos) de la fotografía fue nuestra morada durante dos semanas!! Y yo la mujer más contenta sobre la faz de la tierra, consciente de saberme muy afortunada. Mucho.

Irlanda-0330-copy

Fue una inesperadísima sorpresa encontrarnos en un enclave semejante en el que disfrutar de nuestras vacaciones. Las fotografías de la web a través de la que alquilamos la casa no nos dieron idea alguna de la belleza del lugar, de su tranquilidad. Todo ello fue muy bien recibido por nuestra parte, deseosos de estar en la naturaleza con nuestros niños. Sin horarios, y todo nuevo: comida, bebida, transporte ( conducir por la izquierda es un plus emocionante!), olores, idioma (ese acentazo de Cork, cantarín como el que más!!)… y las nubes ♥

LLegamos bien entrada la tarde a la casita, Cregg Lodge, en un día de sol que nada tiene que envidiar a los de Coruña. Estabamos cansaditos pero taaan emocionados que enseguida nos arrancamos a recorrer la carreterita que la propietaria de la casa nos indicó, llevaba a la playita vecina. Las carreteras regionales y locales  en Irlanda son casi siempre muy estrechitas, con espacio tan solo para un coche, pero lo bueno es que el tráfico por allí era más que escaso y daba gusto ir andando a cualquier lado.

Irlanda-9989-copy

Al llegar a la playita de Tralong – sólo una línea de piedras grises con la marea alta- disfrutamos de la ensenada en la bajamar. Todo nos pareció precioso con la luz del atardecer y lamentamos tener que volver ante la caida del anochecer.

Untitled-1

Irlanda-0002-copy

Al día siguiente, lo primero que hicimos fue echar un vistazo a los alrededores de la casita para acabar maravillados de nuevo de lo bello del lugar.

Irlanda-0029-copy

Irlanda-1223-copy

A un kilómetro escaso de la casa estaba el Círculo de Piedra de Drombeg, lugar de culto de los antiguos moradores de estas tierras en un estado maravilloso de conservación. Y vacas, y caballos, y casas y granjas… pero no os penseis que estábamos en ningún sitio, no, todo esto estaba a un tiro de piedra 🙂

Irlanda-0116-copy

Os enseño algo más de la zona en el siguiente post, si?

One thought on “West Cork está hecho para mí (i)

  1. que maravilla de lugar!! Realmente parece cualquier aldea perdida de Galicia, siempre he oido que Irlanda se le parece mucho.. Tendré que ir a comprobarlo algún día!!!
    Qué página utilizas para buscar casa? Yo nunca he buscado por ese medio, y acabo de descubrir Airbnb, pero seguro que hay montones y muy buenas. Y tanto mundo por ver…. Deseando leerte de nuevo! 🙂

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s