La música amansa a las fieras… o eso espero

Es sólo una chanza que le gasto a mi hijo mayor, por lo general bastante hermético a la hora de comunicarse y transmitir su vida interior .
Ayer comenzó sus clases introductorias de piano y llegó a casa con una sonrisa de oreja a oreja, encantado con su primera lección y ávido por enseñarnos lo que había aprendido a tocar. Así que sin vergüenza ninguna se sentó delante de su teclado de aprendizaje y nos tocó un par de compases de un trocito de una canción, Por Sevilla, tal cual estaban escritos en la partitura. La emoción le confundía un poco pero eso fue lo de menos… A mi me emocionó verle tan ilusionado con la música y sobre todo, tan dispuesto a comunicarlo y compartirlo con los suyos: esperó a que su hermano se despertase de su siesta para ofrecernos el concierto a todos juntos 🙂

No tengo foto de su carita, pero os aseguro que era toda felicidad. Y así estuvieron los dos un ratito… aporreando las teclas, y yo más feliz que una perdiz.

3 thoughts on “La música amansa a las fieras… o eso espero

  1. que genial!! es una de mis frustraciones, no haber aprendido a tocar el piano… Por eso me da un poco de reparo llevarles a música, siento como si estuviera volcando en ellos mis frustraciones… AL menos el año pasado era imposible, con el horrorario que tuvieron pero este año Mateo entró en 3º y cambió de profe de música, a uno que hace muchísimas actividades, conciertos y demás. Ojalá le enganche!!
    Qué gusto debe dar verlos así de enfrascados en la música.. Preciosas fotos!

    1. Ay Rebe, todos somos un “algo frustrados”; en nuestro caso, músicos. Lo bueno es que lo asumimos como algo natural, como una de las muchas cosas que no has podido hacer en la vida de ma manera que hubieses deseado… y es que son tantas. A pesar de todo, lo que hay en nuestra casa es amor por la música y por el arte y no imponemos a los niños la música, pero la propiciamos y la mimamos a falta de una educación pública que la integre de otra manera.
      En Irlanda la música es parte de la educación integral de los alumnos desde los 4 años, y a los 6 años raro es el niño que no pueda leer un poco de música o tocar unas canciones en el tin whistle (yo lo he visto con mis propios ojos y sentido con los pelos erizados como escarpias de pura emoción). Así que Finn y yo decidimos por nuestra cuenta incorporar la educación musical en casa para los niños; no para que sea hagan músicos el día de mañana (esa decisión les corresponde a ellos), sino para que la música les acompañe en su vida.
      No crees que sería raro que quisieras ofrecer (que no imponer) a tus hijos lo que a tí no te gusta?????

      1. Que conste que lo del piano ha sido una mezcla de amor y casualidad. Amor porque mis dos abuelos ( a los que lamentablemente no llegué a conocer) tocaban el piano; y casualidad porque Miguel no sabía qué instrumento elegir, y decidimos solicitar primero los de pocas plazas, piano en primer lugar porque teníamos en casa un teclado de aprendizaje 🙂

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s