“O Pasatempo” o de cómo llevar el objetivo equivocado


Quien conozca Betanzos también conoce sin duda los jardines y parque de O  Pasatempo. Un sitio sorprendente de larga y peculiar historia, y casi un antecedente muy lejano de algún parque temático modesto de hoy en día. Por ello  a los niños (y no tan niños) les encanta y debe ser la enésima vez que lo visitamos, ya que lo tenemos  a 20 minutos en coche, los días y horas de apertura son amplios, es gratuito y no muy lejos hay espacios de ocio infantiles que permiten a los enanos dedicarse a más de una actividad.

En esta visita el tiempo estaba gallegamente primaveral: nube, sol, nube, sol, nube, sol…. con sol de achicharras y ciegas a la cámara y con la nube subes el ISO, arf, arf. Difícil de llevar ritmo. Además hay espacios abiertos, espacios parcialmente cubiertos y ¡cuevas! así que ¿qué rayos de lente acoplar a la cámara?  Llevar varias lentes e ir cambiando sólo es compatible si vas con  niños independientes y cuidadosos, porque el parque está lleno de escalones empinados, y pasajes estrechos, y hay agujeros aquí y allí…. con lo que se hace imprescindible prestar manos y ayudas y dejar  la fotografía en segundo plano.

Bueno, pues me llevé el 50mm y no di pie con bola en mi empeño de situar a los niños en contexto.  No se ve O Pasatempo, no me cabe en cuadro ¡Ja! Eché de menos a mi angular terrrriblemente, así que la próxima vez cambiaré de estrategia para no perder mi credibilidad como fotógrafa :-O

Pero al margen del asunto de la estrechez del campo fotográfico que me marqué (me tuvo enfurruñada el rato justo) , lo pasamos genial. Y eso que no nos paramos delante de cada detalle -que hay tropecientos mil, y muy interesantes- porque lo importante es explorar el parque de cabo a rabo y jugar a perderse entre sus recovecos. La historia del día fue la lucha contra el dragón y demás fieras, y descubrir las guaridas y los pasadizos secretos. Y lo cierto es que el parque se presta a ello !!!! Acabamos muertos del todo. Parece que el parque es pequeño, y bueno, no es grande, peeero, esta en una pendiente brutal y hay escalones mil. Ojo si os acercais en un día de sol y calor: “O Pasatempo” está orientado al sur, protegido de los vientos de la zona y NO dispone de  fuente de agua para beber.

La guarida del dragón está sin duda en el interior de las cuevas; aunque no parece que haya murciélagos, ji, ji.

Escalones que suben y bajan, pasajes estrechos que llevan a…

Relax en las zonas verdes de alrededor, con bichos, columpios, patos, cisnes, puentes, fuentes…. 

El breve descanso del guerrero… y sólo porque yo pedí foto.

Y ¡venga a correr de nuevo! ¡Qué felicidad! Es evidente que tendremos que re-volver ¿no? ¿Alguien se apunta?

3 thoughts on ““O Pasatempo” o de cómo llevar el objetivo equivocado

  1. yo tampoco lo conozco, no tengo perdón!! De este verano no pasa!! 🙂
    Preciosísimas, como siempre, con esa nitidez pasmosa que soy incapaz de conseguir! (envidia pura y dura! 😛 )
    Besotes

Cajita para tus palabras ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s